Soy Renata y soy comedora compulsiva. Yo empecé a hacer reuniones de OA por Whatsapp.  Un dia mi madrina, con el permiso del grupo, puso el teléfono en altavoz en un grupo presencial. Para mi fue todo un descubrimiento. Escuchar como hablaban los compañeros me dio la sensación de estar en casa y conocerlos de toda la vida. Era real, tenían el mismo problema que yo y estaban allí y yo los estaba escuchando.  Los que estamos lejos de reuniones presenciales agradecemos el tener las de WhatsApp y de Telegram.  Pero ese día en que escuché sus voces fue muy especial para mí, lloré con cada compartir y los sentí a mi lado. Por fin había llegado a casa…